Riego automático






SISTEMA DE RIEGO AUTOMÁTICO

El riego automático es un sistema para proveer de agua a nuestros jardines y plantas de forma efectiva y controlada. Dicho sistema permite una repartición óptima del agua en la ubicación, cantidad, frecuencia y horario que deseemos.

Es una de las opciones más cómodas, sostenibles y productivas para regar, nos permite ahorrar tiempo y nos garantiza que las plantas y césped de nuestro jardín se mantengan siempre verdes y sanos.





MÉTODOS DE RIEGO AUTOMÁTICO

Entre los diferentes sistemas de riego, los más destacados son por aspersión o goteo:




Sistema por aspersión

Este método, de uso general, se aplica sobre grandes superficies lanzando un gran volumen de agua controlada y uniforme en forma de lluvia. Por lo general, actúa cubriendo toda el área y es muy adecuado para automatizar la operación.





Sistema por goteo

Es un método de irrigación que permite una óptima aplicación de agua y abonos. El agua aplicada se infiltra en el suelo irrigando directamente la zona de la raíz. Este tipo de riego es aplicable tanto para zonas limitadas como la plantación de arbolado, borduras de arbustos, jardineras, o para plantaciones extensas, ya que sólo humedece las zonas deseadas.



VENTAJAS DEL RIEGO AUTOMÁTICO

Cada vez tenemos menos tiempo para dedicarnos a nuestro jardín y necesitamos soluciones prácticas y económicas, para esto los riegos automáticos son de gran ayuda ya que nos ofrecen grandes beneficios para nuestro jardín:

  • Ahorro de agua
  • Calidad en el riego
  • Mejor gestión del agua
  • Disminución de costos
  • Menor pérdida de nutrientes

Una de las mayores ventajas del sistema de riego automático es el ahorro de agua, ya que nos permite regar de noche con menor temperatura, menor pérdida de agua por evaporación y mayor presión.




Foto de trabajo realizado por H2O Garden, de instalación de electroválvulas en arqueta para un sistema de riego por aspersión y goteo.